Gestión de reproductores y control de la reproducción

Para que la acuicultura marina sea una actividad rentable desde el punto de vista industrial es necesario un suministro continuo  de huevos y larvas de buena calidad. Es conocido que la nutrición ejerce un profundo efecto sobre el desarrollo gonadal y la fecundidad. Diversos estudios han demostrado que existe una relación directa entre la dieta de los reproductores y la calidad de los huevos y de las larvas. A través de la manipulación  de  los  factores dietéticos es posible mejorar la calidad de las puestas.

 La acuicultura marina se ha desarrollado concentrando su actividad en unas pocas especies. Parece por tanto necesario desarrollar técnicas que permitan la diversificación, buscando especies que reúnan una serie de requisitos, tanto económicos como biológicos que permitan su cultivo. Uno de los más importantes cuellos de botella en el desarrollo de la acuicultura, es el control de la reproducción de los peces en cautividad, muchas especies exhiben disfunciones reproductoras cuando estan estabuladas en cautividad, por ello los tratamientos hormonales son la única alternativa para lograr adecuados procesos reproductivos. 

Reproductores de bocinegro (Pagrus pagrus)

 

Reproductores de sama roquera (Pagrus auriga)

 

Reproductores de jurel dentón (Pseudocaranx dentex)

 

Reproductores de corvina (Argyrosomus regius)

 

Reproductores de medregal negro (Seriola rivoliana) y de medregal limon (Seriola dumerili)